5 suelos para el dormitorio

Marisa Alcore Marisa Alcore
Vicente Galve Studio Industriële slaapkamers
Loading admin actions …

A la hora de diseñar nuestro propio dormitorio la mayoría nos dejamos llevar por las texturas, los colores, y el mobiliario, sin caer en que según el tipo de suelo que escojamos crearemos ambientes totalmente distintos. Si antes la oferta se limitaba a piedra o madera, hoy en día podemos encontrar nuevos materiales que crean efectos totalmente distintos a los tradicionales y cuya colocación no es enrevesada. Sin embargo, cambiar el suelo del dormitorio conlleva hacer obras, por lo que antes de lanzarnos a esa aventura de sacar los muebles y limpiar el polvo tras la reforma, debemos contemplar todas las posibilidades y elegir el tipo de suelo que más se adapte a nuestro estilo. En cuanto a las especificaciones técnicas, este tipo de estancias no requieren pavimentos de características especiales, puesto que no están expuestos a agua o productos ofensivos, pero hemos de tener en cuenta que según el tipo de pavimento que escojamos tendremos que realizar un mantenimiento diferente. 

A continuación, cinco materiales diferentes para el suelo del dormitorio.

1. Madera

En busca del material más cálido del mercado encontramos la madera. Este material noble empleado como material de construcción desde el principio de los tiempos sigue siendo uno de los favoritos como pavimento para el hogar. Las evolucionadas técnicas han permitido mejorar sus características e incluso fabricar materiales que sin ser madera la imitan a la perfección y permiten que nos olvidemos de problemas como el agua. Este tipo de suelos, además, permiten diferentes estéticas según el color que empleemos y la forma y colocación de las piezas: desde ambientes escandinavos a ambientes más elegantes con tonalidades más oscuras. 

2. Baldosa hidráulica

Sacadas de plena época modernista, este material es perfecto para quién busque un efecto vintage o retro en el dormitorio. Fueron modernas en tiempos pasados, y ahora estas pequeñas baldosas de cemento pintado y prensado crean un efecto muy interesante empleadas en el suelo. Es un material más frágil y frío que la madera, pero con un mantenimiento adecuado este suelo es muy resistente. Se puede combinar con el tipo de mobiliario y colores que queramos, aunque hay que destacar que combinado con blanco el resultado es alucinante. 

3. La naturaleza a los pies

Para quienes buscan efectos jamás vistos en el pavimento, los suelos tipo césped son lo más. Una moqueta puede ponernos a la naturaleza, eso sí, sintética, bajo nuestros pies de una manera más que sencilla. Podremos encontrarlas de la textura que queramos, siempre cálidas, pero tendremos que tener precaución de no derramar líquidos sobre ella y de limpiarla con una aspiradora con frecuencia para evitar que se acumule el polvo. 

4. Microcemento

RUE Klassieke slaapkamers
RUE
RUE

Aunque este material no es nuevo, el microcemento era empleado anteriormente en construcciones de carácter industrial. Ahora, no es raro encontrarse hogares con este tipo de acabados, creando un efecto continuo en la superficie. Son pavimentos muy resistentes, por lo que se mantendrán intactos durante mucho tiempo, y su mantenimiento es más que sencillo. Para los amantes del color también existe una solución con este material, ya que en su fabricación se pueden añadir pigmentos con la tonalidad deseada. 

5. La piedra

Junto a la madera, la piedra es de los materiales más empleados tradicionalmente como pavimento doméstico. Si eres de los les gusta apostar por los clásicos, este será tu tipo de suelo. En este caso se ha empleado uno de piezas pequeñas colocadas al tresbolillo y de coloración oscura, buscando un estilo rústico y elegante. 

Si necesitas más ideas sobre suelos, no dudes en echarle un vistazo a: 

Materiales y tipos de suelo para nuestra cocina

Hulp nodig bij uw woonproject?
Neem contact met ons op!

Doe wooninspiratie op!